Ayer escuchamos una historia muy triste.

Una clienta residente legal permanente retiró a sus hijos del programa Medicaid el otoño pasado. Su esposo está solicitando su residencia en la corte de inmigración, y temía que el uso de Medicaid para sus hijos pudiera dañar su caso o hacer que su solicitud de ciudadanía sea denegada en el futuro.

Durante las vacaciones de Navidad, su hijo menor se enfermó gravemente y tuvo que ser hospitalizado durante una semana. El niño fue diagnosticado con una enfermedad crónica grave. Como ya no está asegurada, el niño no ha podido ver al especialista que necesita y las facturas del hospital ya son asombrosas. Su madre está en proceso de volver a registrarlo para Medicaid / Chip, pero tomará tiempo y retrasará la atención médica del niño.

Esto es lo que esta familia, junto con todos nuestros amigos y clientes, necesita saber:

1. SI USTED O SU FAMILIA ESTÁN USANDO ASISTENCIA PÚBLICA, NO LA CANCELE. Actualmente, la batalla legal por el uso de los beneficios públicos para los inmigrantes y sus familias se está librando en los tribunales y no concluirá en el corto plazo. No existe un beneficio inmediato claro para cancelar los programas de asistencia pública. Si usted o sus hijos los necesitan, ¡úselos!

2. ANTES DE HACER CAMBIOS EN SUS INSCRIPCIONES DE ASISTENCIA PÚBLICA, HABLE CON SU ABOGADO DE INMIGRACIÓN. Ya sea por teléfono o en persona, asegúrese de tener la información y los consejos correctos antes de realizar cambios en los programas de asistencia pública que usted y sus hijos están utilizando.

3. LAS CUENTAS MÉDICAS ESTÁN SIEMPRE SUJETAS A PLANES DE PAGO MUY GENÉROSOS. Si incurre en una gran factura médica porque necesita atención y no tiene seguro, tenga en cuenta que la ley brinda a los pacientes la oportunidad de pagar sumas mensuales muy pequeñas sin dañar su crédito. Puede pagar tan poco como $ 5 por mes, y el proveedor médico debe continuar trabajando con usted en los planes de pago. Después de un período de pagos regulares de incluso solo $ 5 por mes, estará en una buena posición para negociar una liquidación de la factura. No dude en solicitar una reducción del monto adeudado en cualquier momento. Los hospitales y los proveedores médicos a menudo pueden hacer estos ajustes cuando se les solicita.

WGV continuará informando a amigos y clientes sobre la cuestión de los beneficios públicos y cómo su uso afecta los casos de inmigración. Mientras tanto, no realice ningún cambio sin llamarnos primero al (512) 633-1785 o enviarnos un correo electrónico a [email protected]

Hello! Message Us Below For Assistance
¡Hola! Mensaje para asistencia
For Arrests or Deportation Emergency:
Para detenciones o emergencia por deportación:
📞 1-877-339-1422 | 📲 text: 512-213-0005