Qué hacer si un empleador se niega a pagarle?

Esta semana, escuchamos una historia familiar de uno de nuestros amigos inmigrantes: completó el trabajo para un contratista hace más de un mes, pero el contratista no le ha pagado. Se le deben casi $ 4.000. El contratista le dijo a nuestro amigo: “No se preocupe, le pagaré cuando me paguen a mi”, pero ahora no responde las llamadas o mensajes de texto de nuestro amigo. Nuestro amigo no tiene permiso de trabajo ni residencia y teme que el contratista no le va a pagar.

Pero la ley en Texas es clara: si te contratan para trabajar, te pagan por ese trabajo. El estatus migratorio no importa. Un empleador que se niega a pagar por el trabajo ha cometido un delito llamado robo de salario y el trabajador tiene derecho a que le paguen los salarios atrasados y, a veces, más.

Entonces, ¿qué debe hacer si un empleador se niega a pagarle por el trabajo que ha realizado? Aqui hay algunas opciones:

1. Comuníquese con el Proyecto de Defensa del Trabajador. Esta es una organización con casi dos décadas ayudando a los trabajadores a recuperar salarios robados, conocer sus derechos y luchar por mejores leyes para proteger a los trabajadores. Tienen oficinas en Austin, Dallas y Houston. Haga clic aquí para visitar su sitio web.
2. Presentar un reclamo salarial ante la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas. Haga clic aquí para ver información sobre cómo hacer esto.
3. Comuníquese con un abogado de derecho laboral en su área. Dependiendo de la cantidad de salario robado, un abogado puede o no tomar su caso. Es por eso que organizaciones como WDP son tan importantes: pueden ayudar sin importar la cantidad que necesite recuperar.

Finalmente, si usted es víctima de robo de salario, ¡NO SE DEMORE en tomar medidas! La ley proporciona solo dos años para presentar una demanda judicial para recuperar su salario, y ese tiempo puede pasar más rápido de lo que cree.

Si es cliente de WGV y ha sido víctima de robo de salario en los últimos dos años, llame o envíe un correo electrónico a su abogado para obtener ayuda.

Nuevas reglas de TPS adoptadas en USCIS … y parecen ser ilegales

Esta semana, USCIS publicó una actualización de su manual de políticas que establece que ya no aprobarán solicitudes de ajuste de estatus para personas cuya única entrada legal se basa en viajes utilizando el permiso anticipado de TPS.

Esta nueva política parece ser otro intento de la Administración Trump de cambiar ilegalmente la ley de inmigración sin la aprobación del Congreso, como lo requiere nuestra Constitución. Esta nueva política de USCIS burla las decisiones de la corte federal de apelaciones, décadas de práctica rutinaria y una interpretación de sentido común de la ley de inmigración escrita por el Congreso.

Tenga en cuenta: De acuerdo con el manual de políticas, las personas con TPS que viajaron con permiso anticipado antes del 19 de agosto de 2020 no se verán afectadas por esta nueva regla.

En WGV estamos ansiosos por demandar al USCIS por esta política, ya que estamos seguros de que no resistirá el escrutinio de un juez federal. Damos la bienvenida a cualquier persona con TPS que viajó con permiso anticipado el 19 de agosto o después, y que espera buscar un ajuste de estado sobre la base de ese viaje, que se comunique con nosotros para una consulta de inmediato.

Una triste historia que hemos escuchado demasiadas veces

En una llamada que recibí recientemente, estaba explicando, quizás por millonésima vez, el terrible barra permanente. Estaba hablando con un hombre de México, lo llamaremos “José” y su esposa ciudadana estadounidense, a quien llamaremos “Laura”. José había venido a Estados Unidos en el año 2000 sin permiso. Él tenía 17 años en ese momento y necesitaba trabajar para ayudar a mantener a su familia en México. Encontró trabajo en Texas y pudo lograr su objetivo: su familia en México utilizó su contribución financiera para alimentar a todos los hermanos y enviarlos a la escuela. Luego, en 2002, José hizo un viaje a casa para visitar a su amada familia. Se fue a casa y abrazó a sus padres y hermanos, se comió la comida de su madre y disfrutó de la sensación de estar en casa por primera vez en dos años. Luego regresó a Estados Unidos para seguir trabajando.

Entró de la misma manera que la primera vez: cruzó el río y se subió a un autobús, pero sin visa ni permiso, pero sin dañar a nadie ni que nadie le pidiera papeles. No ha vuelto a ver su casa ni a su familia en más de 18 años. Durante las últimas dos décadas en Estados Unidos, José se casó con Laura y tienen tres hijos ciudadanos estadounidenses. Laura insistió enfáticamente en que José es un esposo y padre amoroso y devoto, ha construido un negocio exitoso, gana bien para su familia, paga decenas de miles de dólares cada año en impuestos al gobierno de los Estados Unidos y emplea a varias otras personas. Laura estaba convencida de que José merece ser residente legal de EE. UU. Sin embargo, José no es elegible para obtener la residencia legal, todo debido a esa entrada ilegal en 2002. Cuando José ingresó a los EE. UU. Sin permiso por segunda vez, sin saberlo, activó lo que se llama la “Barra Permanente”. Esta barra, promulgada como ley en 1996, prohíbe que cualquier persona obtenga un estatus legal a través del matrimonio con un ciudadano estadounidense si tiene un historial de inmigración como el de José. Esta barra es una de las disposiciones más severas e injustas de la ley de inmigración. No hay forma de evitarlo: no hay una multa que pueda pagar, no hay una exención basada en dificultades que pueda solicitar. Incluso las personas con hijos ciudadanos estadounidenses con discapacidades graves no pueden sortear la barra permanente. La única esperanza de superarlo es dejar los EE. UU. Durante 10 años y ENTONCES solicitar una exención de la barra por dificultades.

Muy pocas familias pueden considerar esta opción. El bloqueo permanente impacta a muchos millones de familias en los EE. UU., Impidiendo que estas familias alcancen su máximo potencial y encerrando a los inmigrantes dentro del país sin forma de regresar a casa para visitar a sus seres queridos, legalizar su estado y vivir y trabajar sin temor a deportación. El castigo que esta prohibición impone a los inmigrantes y sus familias es mucho más severo que el crimen sin víctimas de entrar a los Estados Unidos sin visa. Pero la prohibición permanente no es una ley de Dios o una ciencia. No es como la ley de la gravedad o la ley de causa y efecto. La barra permanente es solo un pequeño párrafo en el código de inmigración. Se puede cambiar, pero solo si los ciudadanos estadounidenses lo utilizan. El primer paso de este trabajo es registrarse para votar. Después de escucharme explicar la prohibición permanente, José y Laura me preguntaron: “Entonces, ¿realmente estás diciendo que no hay NADA que podamos hacer para obtener el estatus legal de José?” Les aseguré que esta disposición de la ley de inmigración es realmente tan rígida e implacable como la describí. Luego le hice una pregunta: “Laura, eres ciudadana estadounidense. ¿Estás registrado para votar?” Su respuesta fue demasiado común: “No, todavía no me he registrado”.
Imagínese cuán diferente sería nuestro sistema político y nuestro sistema de inmigración si todas las Laura del mundo votaran en nuestras elecciones.
¿Esta también es la historia de tu familia?

Es hora de luchar por nuestros seres queridos.

Carga pública: cinco maneras de vencerlo

¿Quiere saber qué es BUENO acerca de las nuevas reglas de carga pública?

** Las nuevas reglas analizan el potencial de ingresos del INMIGRANTE, no solo el del ciudadano estadounidense. **

La nueva “Declaración jurada de autosuficiencia” examinará el historial de trabajo y el potencial de ingresos del solicitante y brindará a los solicitantes la oportunidad de mostrar lo que pueden contribuir a nuestra economía. Si usted es como la mayoría de nuestros clientes, es muy trabajador y un buen ganador para su familia, por lo que este es un cambio bienvenido en lo que a nosotros respecta.

Sin embargo, si le preocupa cómo las nuevas reglas de carga pública afectarán su caso de inmigración, aquí hay cinco pasos que podría tomar para fortalecer su “Declaración jurada de autosuficiencia”. Tenga en cuenta que todas estas opciones están abiertas incluso si no está documentado.

1. Obtenga su Diploma o GED. Las nuevas reglas consideran un diploma de escuela secundaria y / o GED como “factores positivos” en el análisis de la carga pública. Las clases y programas gratuitos están disponibles (independientemente de su estado de inmigración) en The Literacy Coalition of Central Texas y en el Goodwill Excel Center.

2. Toma clases de negocios. El Programa de Pequeñas Empresas de la Ciudad de Austin ofrece clases GRATUITAS, tanto en línea como en persona, para ayudar a los residentes de la ciudad a abrir y lanzar pequeñas empresas. El estado de inmigración no es una barrera para el registro. Echa un vistazo a todas las clases aquí: http://www.austintexas.gov/smallbiz. Guarde la documentación de todas las clases que toma.

3. Comience una pequeña empresa. Decenas de nuestros clientes son propietarios de pequeñas empresas y hemos visto que muchos de ellos logran un éxito increíble con restaurantes, negocios de limpieza, trailers de alimentos, tiendas minoristas, reparaciones automotrices y más, a pesar de estar indocumentados. Si ya tiene una pequeña empresa, asegúrese de que esté registrada en la Secretaría de Estado de Texas y asegúrese de archivar y mantener su registro oficial y sus documentos fiscales.

4. Obtenga una certificación profesional. Austin Community College ofrece clases a todos los residentes del centro de Texas, independientemente de su estado migratorio. Ofrecen certificaciones en docenas de profesiones en las que nuestros clientes ya están trabajando, incluidos los servicios culinarios, hoteleros, automotrices, de construcción, de soldadura, de calefacción y aire acondicionado, etc. Consulte aquí sus programas académicos y profesionales.

5. Toma clases de inglés. El dominio del inglés se considera un “factor positivo” según las nuevas reglas. El centro de Texas ofrece varios programas GRATUITOS para personas que desean mejorar sus habilidades en inglés. Para obtener más información, vaya a: https://library.austintexas.gov/nip/english-classes.

Como ya hemos dicho, todos estos recursos están disponibles para usted, independientemente de su estado migratorio. Y no solo este tipo de esfuerzo fortalece su “Declaración jurada de autosuficiencia”. También fortalecerá su éxito personal, profesional y financiero en los Estados Unidos.

Mientras tanto, si tiene preguntas sobre cómo las nuevas reglas lo afectan a usted y a su caso, llámenos al (512) 633-1785 o envíenos un correo electrónico a [email protected].

Así es como cambiamos nuestro gobierno en 2020

¡Bienvenido a 2020! Esperamos que sus vacaciones hayan sido tranquilas y llenas del amor de familiares y amigos.

En WGV estamos realmente encantados de dar la bienvenida al nuevo año. Este año es una gran promesa para nuestros clientes, nuestro país y nuestros valores, pero SOLO si todos trabajamos juntos para hacer un cambio en nuestro gobierno en las elecciones de noviembre. Esto es un hecho: en los Estados Unidos, el número de personas que no votan es mucho mayor que el número que lo hace. Esto significa que, si todos los que son elegibles para votar realmente votan, nuestro gobierno, y nuestro país, se verán muy diferentes.

Por favor, comprenda: nosotros en WGV no estamos interesados en partidismos mezquinos o disputas políticas. Más bien, queremos ver un gobierno, sin importar el partido, que promueva políticas justas y humanas para ciudadanos e inmigrantes por igual. Queremos un gobierno que nos sirva en lugar de explotar, encarcelar y deportarnos. La administración actual ha utilizado el sufrimiento de nuestros clientes como una herramienta para su propio beneficio político y personal. Esto es inaceptable para nosotros, y haremos todo lo posible para garantizar que las elecciones de noviembre pongan a las personas en el poder que tengan integridad, compasión y valor con respecto a las políticas de inmigración de nuestro país.

Con ese fin, trabajaremos duro en los próximos meses para asegurarnos de que todos los ciudadanos estadounidenses que conocemos estén debidamente registrados para votar. Nuestra recepcionista, Cristina Arellano, se convertirá en Secretaria Adjunta de Votantes este mes, por lo que podrá ayudar a todos y cada uno de nuestros clientes ciudadanos estadounidenses con el registro de votantes, directamente en nuestra recepción. Si es ciudadano estadounidense y necesita registrarse para votar o verificar su registro de votante, envíe un correo electrónico a Cristina para que pueda contactarlo cuando sea el momento de completar el proceso. Tenga en cuenta que si se mudó o cambió de dirección, debe registrarse nuevamente en su nueva dirección.

Estamos comprometidos a trabajar todos los días este año hacia un Estados Unidos más justo y humano. ¿Te nos unirás?

I’m Married to the Chupacabra: When Dual Representation In Family Immigration Matters Goes Wrong

When I was growing up, my mom worked for divorce lawyers. As a result, I heard stories on a regular basis about atrocities committed by clients against spouses and ex-spouses in the course of divorce proceedings. If there’s one thing that can call forth our inner war criminal, it’s marital strife. A child custody battle can turn a geeky, harmless waif into a blood-thirsty psychopath. Because of this, my primary career aspiration as a young person was to NOT be a family lawyer.

Nevertheless, as a family-based immigration practitioner, I have been unable to completely escape the toxic fall out created by clients going through inner-family conflict. Recently, I have had a spate of clients who, after starting their spousal petitions, suffered a falling out with their husband/wife and have called me wanting to “cancel the case.” Inevitably, it’s a betrayed spouse who calls. They no longer want to continue the immigration case with their spouse because he or she is a traitor, a cheater, a liar, a monster, or all of the above. I’ve actually had two separate cases now where petitioning clients have indicated that their mother-in-law practices witchcraft and has cursed the client’s spouse, making him/her crazy and/or violent. I’ve had clients ask me to have their estranged significant other deported. These situations raise some sticky ethical issues for the family immigration attorney.  When we represent both petitioner and beneficiary in a legal matter before DHS, what are we to do when our clients, our supposed allies in the fight, turn their swords upon each other?

The ethical issues at play in these situations primarily revolve around our duties of confidentiality and our obligations to avoid conflicts of interest. The disciplinary rules implicated are Rules 1.05 and 1.06 of the Texas Rules of Disciplinary Conduct (TRDC). Rule 1.05 covers lawyers’ duties of confidentiality. It says that we must not “reveal confidential information of a client or former client” to any third party and shall not “use confidential information to the disadvantage of a client” unless the client provides informed consent for us to do so. Rule 1.06 is the General Rule on Conflicts of Interest. It says that lawyers are prohibited from representation of a client if the case “involves a substantially related matter” to that of another client or former client, and in which the client’s interests are “materially and directly adverse to the interests of another client.”

The following are some fact scenarios that have come up in our office recently in which Rules 1.05 and 1.06 are potentially implicated:

  1.  Non-LPR cancellation client wins case but is awaiting visa and issuance of green card. Backlogs in the immigration court have resulted in his next hearing being set in November of 2019. (Seriously.) Wife, upon whose medical hardship cancellation was granted, calls and says husband is cheating and she wants the case cancelled and husband deported. Husband drops by to ask a question and brings new girlfriend with him. Lawyer is disgusted, but wonders: must the dissolution of the marriage be disclosed to the court? Must lawyer withdraw? May lawyer withdraw?
  2. Wife, an LPR, comes to our office in distress because husband is detained by ICE. Husband becomes removal defense client. Wife becomes naturalization client, then files petition for husband as part of removal defense strategy. A few years into this process, husband and wife begin to have problems on account of husband’s mother being involved in witchcraft and cursing the relationship. Wife now wants to cancel the representation because husband moved out of the house to go live with his mother. Lawyer feels that withdrawal from USCIS petition is warranted here. But what about the representation before EOIR? Must wife provide informed consent if lawyer is to continue the representation? If she wants him deported, is lawyer acting adverse to her interests by defending husband against that?
  3. Husband and wife come to lawyer for a spousal petition. Wife is a U.S. citizen. Later, husband discloses to lawyer that wife has been emotionally abusive and the couple has separated. Must lawyer withdraw from husband’s case? Most attorneys would say yes. There is, however, at least one veteran practitioner who would disagree. This practitioner, who spoke on condition of anonymity, would argue that in this situation there is no breach of confidentiality to the wife because the information about the abuse was not provided by her or on account of the lawyer’s representation of her. Furthermore, he would argue that absolutely no disadvantage accrues to the wife as the result of disclosure of the alleged abuse to USCIS. Finally, if the client lives in a rural area, then it is very unlikely that he could avail himself of the representation of another advocate. Thus, this renegade practitioner would say, what would be most unethical would be to drop this client and not help him get the benefits to which he is entitled. The renegade practitioner makes a compelling case.

A few years in this practice has taught me that, very often, the “right” course of action becomes clear after a little time. For example, the spouses might reconcile thus eliminating the conflict. Alternatively, the cheater’s new girlfriend may have her own immigration attorney and cheater may decide to go with that lawyer, so that withdrawal becomes a non-issue. In any case, these are questions that will outlast many a marriage.

Hello! Message Us Below For Assistance
¡Hola! Mensaje para asistencia
For Arrests or Deportation Emergency:
Para detenciones o emergencia por deportación:
📞 1-877-339-1422 | 📲 text: 512-213-0005