Por qué estamos apoyando a Youth Rise Texas (y tú también deberías)

En el verano de 2019, uno de nuestros clientes más queridos desde hace mucho tiempo, lo llamaremos Joseph, perdió su batalla contra la máquina de deportación.

Joseph fue condenado en 2016 por conspirar con miembros del cartel, aunque los hechos eran claros de que el único error que cometió fue vender un automóvil a alguien que no conocía, quien luego lo usó para transportar drogas. Joseph fue sentenciado a 18 meses en una prisión federal del oeste de Texas por la presunta conspiración. Luego pasó los siguientes 18 meses luchando contra su deportación desde el interior de una cárcel de inmigración cerca de Dallas. Conozco a Joseph y su familia desde 2010, y personalmente responderé por el hecho de que Joseph no es miembro del cartel. Pero como todos hemos visto, nuestro sistema de justicia penal en los Estados Unidos no siempre es justo.

Nunca olvidaré el día que fuimos a la corte de inmigración para presentar su caso. Fue la primera vez que pudo ver a su esposa o sus cinco hermosos hijos ciudadanos estadounidenses en casi tres años. Todos sollozaban incluso antes de que comenzara la audiencia. Luego, cada niño habló con el juez de inmigración, diciéndole cuánto amaban a su padre, cuán rota estaba la familia sin él y cuánto más sufrirían si fuera deportado. Cada niño tuvo que soportar el interrogatorio del fiscal del gobierno, donde acusó repetidamente a su amado padre de trabajar para los carteles.

La hija menor de mi cliente tenía solo 10 años cuando valientemente tomó el puesto para decirles a los agentes de la máquina de deportación cuánto daño le habían causado a ella y a su familia. Tembló y sollozó mientras testificaba durante una hora en la parte delantera de la sala de la corte. Y a pesar de sus súplicas al juez para que dejara que su padre se quedara con ella en los Estados Unidos, el juez ordenó la deportación de Joseph de todos modos.

Ahora los hijos de Joseph viven todos los días con la pérdida de su padre y sus recuerdos de su intento fallido de evitar que sea deportado. Youth Rise Texas existe para ayudar a niños como el de Joseph. Brindan capacitación en liderazgo a los jóvenes que han sido directamente afectados por el encarcelamiento y la deportación. Proporcionan comunidad a los jóvenes que necesitan saber que no están solos y que tienen el poder de hacer cambios positivos. Y proporcionan curación del trauma de perder a un padre en la cárcel y la deportación. Youth Rise está creando la posibilidad de un futuro con justicia al ayudar a las víctimas de la injusticia a aprender a visualizar y promulgar políticas que fortalezcan y protejan a nuestras comunidades. Nos dan esperanza. (Para obtener más información sobre Youth Rise Texas, incluido lo que hacen y por qué lo hacen, haga clic aquí).

Este año, por cada dólar donado a Youth Rise Texas el 5 de marzo durante Amplify Austin, WGV lo igualará hasta $ 2500. Esto significa que si dona $ 1, lo hacemos $ 2. Si dona $ 5, lo hacemos $ 10.

Significaría mucho para nosotros, y para las familias de clientes como Joseph, si pudieras aportar solo $ 5. Haga clic aquí para donar hoy.

Why we are supporting Youth Rise Texas (and you should too)

In the summer of 2019, one of our most beloved long-time clients – we’ll call him Joseph – lost his battle against the deportation machine.

Joseph was convicted in 2016 for conspiring with cartel members, though the facts were clear that the only mistake he made was selling a car to someone he didn’t know, who then used the car to transport drugs. Joseph was sentenced to 18 months in a west Texas Federal prison for the alleged conspiracy. He then spent the next 18 months fighting his deportation from inside an immigration jail near Dallas. I have known Joseph and his family since 2010, and I will personally vouch for the fact that Joseph is no cartel member. But as we’ve all seen, our criminal justice system in the U.S. is not always just.

I’ll never forget the day we went to immigration court to present his case. It was the first time he had been able to lay eyes on his wife or his five beautiful U.S. citizen children in almost three years. Everyone was sobbing before the hearing even started. Then each child spoke to the immigration judge, telling her how much they loved their father, how broken the family had been without him, and how much more they would suffer if he was deported. Each child had to endure the government attorney’s cross examination, where she repeatedly accused their beloved father of working for cartels.

My client’s youngest child was just 10 years old when she bravely took the stand to tell the agents of the deportation machine how much harm they had caused her and her family. She trembled and sobbed as she testified for an hour at the front of that court room. And in spite of her pleas to the judge to let her dad stay with her in the United States, the judge ordered Joseph deported anyway.

Now Joseph’s kids live every day with the loss of their dad, and their memories of their failed attempt to keep him from getting deported. Youth Rise Texas exists to help kids like Joseph’s. They provide leadership training to young people who have been directly impacted by incarceration and deportation. They provide community to young people who need to know that they are not alone, and that they do have the power to make positive change. And they provide healing from the trauma of losing a parent to jail and deportation. Youth Rise is creating the possibility of a future with justice by helping victims of injustice learn how to envision and enact policies that make our communities stronger and safer. They give us hope. (To learn more about Youth Rise Texas, including what they do and why they do it, click here.)

This year, for every dollar donated to Youth Rise Texas on March 5 during Amplify Austin, WGV will match it up to $2500. This means that if you donate $1, we make it $2. If you donate $5, we make it $10.

It would mean so much to us – and to the families of clients like Joseph – if you could pitch in just $5. Click here to donate today.

 

¿Ciudadano estadounidense? ¡Regístrese para votar en      Walker Gates Vela PLLC!

¡Estamos encantados de anunciar que nuestra dinamo de recepcionista, Cristina Arellano, se ha convertido oficialmente en diputada para registrar votantes en Travis y los condados circundantes! Esto significa que muchos de ustedes pueden registrarse para votar en la comodidad de nuestra oficina, directamente en la recepción

¿Ciudadano estadounidense? ¡Regístrese para votar en      Walker Gates Vela PLLC!

¡Estamos encantados de anunciar que nuestra dinamo de recepcionista, Cristina Arellano, se ha convertido oficialmente en diputada para registrar votantes en Travis y los condados circundantes! Esto significa que muchos de ustedes pueden registrarse para votar en la comodidad de nuestra oficina, directamente en la recepción.

Para registrarse legalmente para votar, debe:
1. Ser ciudadano estadounidense
2. Tener al menos 17 años y 10 meses de edad (debe tener 18 años para votar)
3. No tener condenas por delitos graves (a menos que haya completado toda su condena, incluyendo libertad condicional, libertad condicional, supervisión y tiempo en la cárcel)
4. No tener una declaración legal de incompetencia mental (es decir, un tribunal nunca lo ha declarado mentalmente incapaz de cuidarse)

Si nunca se ha registrado, O si ha cambiado su dirección, comuníquese con Cristina inmediatamente para registrarse. Si es más fácil, también puede registrarse en línea en el sitio web de la Secretaría de Estado de Texas, que puede encontrar haciendo clic aquí. Si desea verificar su registro de votante en línea, puede hacerlo haciendo clic aquí.

Nuestra próxima gran elección en Texas es el martes 3 de marzo de 2020. La fecha límite para registrarse para votar en esta elección es el lunes 3 de febrero de 2020. Si ya está registrado, no necesita hacer nada. Si aún no está registrado, pero es ciudadano estadounidense, tiene más de 18 años y no tiene condenas por delitos graves, inscríbase antes del 3 de febrero para que pueda ayudarnos a elegir candidatos que defiendan a nuestros seres queridos inmigrantes, nuestras familias, y nuestras comunidades.

Pensamientos estúpidos, especialmente para inmigrantes

“He tomado algunas bebidas, pero estoy bien para conducir”.

“En realidad soy un mejor conductor cuando he estado bebiendo”.

“Bueno, no tengo dinero para un ride, así que supongo que tengo que conducir solo”.

¿Qué tienen en común todos estos pensamientos? Son pensamientos categóricamente estúpidos que todos tendemos a pensar cuando hemos estado bebiendo.

En WGV hemos visto a docenas de personas y familias devastadas porque un ser querido inmigrante creía en uno de estos estúpidos pensamientos.

Primero, el gasto es enorme. Las multas y sanciones para el caso penal pueden exceder los $ 20,000, y esto no incluye los costos en el lado de inmigración, que a menudo son aún mayores.

Peor aún, si no es ciudadano estadounidense, un DWI puede someterlo a una detención prolongada y a la deportación. Los cambios recientes a la ley de inmigración castigan más severamente que antes a los inmigrantes con DWI.

Entonces, por el amor de Dios, ¡no crean en estos estúpidos pensamientos!

Haga a sus seres queridos y a sus abogados de inmigración un gran favor en estas fiestas, y NO BEBA Y CONDUZCA.

¿Necesita ayuda para descubrir su solución de transporte sobrio? Visite austintexas.gov/gethomesafe para obtener recursos gratuitos y de bajo costo en Austin y sus alrededores.

Y si un ser querido es víctima de un pensamiento estúpido, llame a nuestra línea de emergencia al 877-339-1422 o envíenos un mensaje de texto al 512-213-0005 para obtener ayuda inmediata. Estaremos disponibles durante las vacaciones.

Stupid Thoughts – Especially for Immigrants

I’ve had a few drinks, but I’m ok to drive.”

“I’m actually a better driver when I’ve been drinking.”

“Well, I don’t have money for a ride, so I guess I have to drive myself.”

What do all of these thoughts have in common? They’re categorically stupid thoughts that we all tend to think when we’ve been drinking.

We at WGV have seen dozens of individuals and families devastated because an immigrant loved-one believed one of these stupid thoughts.

First, the expense is enormous. The fines and penalties for the criminal case can exceed $20,000, and this does not include the costs on the immigration side, which are often even greater.

Worse, if you’re a non-U.S. citizen, a DWI can subject you to prolonged ICE detention and deportation. Recent changes to the immigration law punish immigrants with DWIs even more severely than before.

So, for the love of Christmas, please don’t believe these stupid thoughts!

Do your loved ones and your immigration attorneys a huge favor this holiday season, and DON’T DRINK AND DRIVE.

Need help figuring out your sober transportation solution? Go to austintexas.gov/gethomesafe for free and low cost resources in and around Austin.

And if a loved one falls victim to a stupid thought, call our Emergency Line at 877-339-1422 or text us at 512-213-0005 for immediate help. We’ll be available through the holidays.

¡Olvídate de la libertad de expresión! ¡Ten cuidado con tus publicaciones en redes sociales!

Muchas personas tienen una comprensión pobre de lo que se entiende por “libertad de expresión” en los Estados Unidos. Existen muchas limitaciones legales que se aplican a la “libertad de expresión” y esto es especialmente cierto para los no ciudadanos. Por lo tanto, si tiene un caso de inmigración, sepa que el gobierno buscará en sus páginas de redes sociales, incluidas Facebook, Twitter, Instagram, What’sApp y muchas otras. POR FAVOR, no publique nada en línea que pueda poner en riesgo su caso, como comentarios sobre drogas, delitos o violencia, o incluso bromas que podrían considerarse degradantes para cualquier grupo, como mujeres, miembros de una religión en particular o minorías. Y por el amor de Dios, ¡NO publique fotos de usted mismo participando en actividades ilegales! Después de convertirse en ciudadano, puede ejercer la libertad de expresión de manera más completa, pero hasta entonces, siga la “Regla de la abuela” * con su actividad en las redes sociales (* si a su abuela le gustaría, ¡probablemente esté bien!).

Si necesita más información o le preocupa su presencia en las redes sociales, envíenos un correo electrónico o llámenos al 512-633-1785 para hacer una cita.

Hello! Message Us Below For Assistance
¡Hola! Mensaje para asistencia
For Arrests or Deportation Emergency:
Para detenciones o emergencia por deportación:
📞 1-877-339-1422 | 📲 text: 512-213-0005