Background:

Antecedentes

Omar * llegó a los Estados Unidos desde Honduras en 1999 después de que el huracán Mitch causó tanta devastación en su país que no pudo encontrar trabajo y sus cuatro hijos corrían el riesgo de morir de hambre. Después de llegar aquí sin conocer a nadie y no hablar inglés, trabajó duro y aprendió el oficio de la construcción. Después de varios años, comenzó un exitoso negocio de colocación de pisos de piedra y patios en desarrollos de viviendas en el centro de Texas. Continuó enviando remesas cada mes a sus hijos en Honduras para proporcionarles asistencia social y educación, y en 2008, él y su novia, ciudadano estadounidense, tuvieron un hijo juntos en Austin, Texas. Lamentablemente, sin embargo, la novia de Omar desarrolló una depresión post-parto severa después del nacimiento del niño y su relación no duró. Omar obtuvo la custodia total de su hijo después de que se determinó que la madre del niño no estaba lo suficientemente bien como para cuidarlo.

En 2013, Omar fue detenido en el condado de Williamson en su camino a un trabajo luego de que supuestamente no usó una señal de giro. Cuando Omar no pudo proporcionar documentos legales de inmigración, el oficial del alguacil del condado de Williamson lo entregó a ICE. Omar fue colocado en un proceso de expulsión y poco después contrató a WGV para su defensa.

Nuestra estrategia

Debido a que Omar tenía más de 10 años viviendo en los Estados Unidos, no tenía antecedentes penales y era hijo de un ciudadano estadounidense, calificó para solicitar la cancelación de la deportación en el tribunal de inmigración. Ganar la Cancelación de la Remoción da como resultado la concesión de un estatus de residente permanente legal, por lo que confiamos en poder ayudar a Omar a transformar esta situación estresante y aterradora en un beneficio para él y su familia.

El aspecto más desafiante de cualquier caso de Cancelación de Remoción es el requisito de demostrar que el pariente de un ciudadano de los EE. UU. Sufriría “dificultades extremas y excepcionalmente inusuales” en caso de deportación. Debido a que a Omar se le había otorgado la custodia completa de su hijo, y porque las tías, tíos y abuelos maternos de su hijo estaban dispuestos a dar testimonio del hecho de que el papel de Omar como padre era fundamental para el bienestar del niño, el Juez de Inmigración acordó que Omar se reuniera Este umbral de dificultades muy alto y concedió su solicitud de cancelación de remoción. Debido a los atrasos en el sistema de tribunales de inmigración, la tarjeta de residencia de Omar no se emitió hasta 2018, más de cinco años después de que fue colocado en un proceso.

Omar abraza a sus hijos por primera vez en casi 20 años

Inmediatamente después de la concesión de su residencia, Omar viajó a Honduras para visitar a los niños que dejó en 1999. Debido al compromiso inquebrantable de Omar de proporcionarles, todos sus hijos tuvieron la oportunidad de obtener una educación en Honduras, un lujo que muchos Los hondureños no pueden permitirse. Omar está comenzando el proceso de solicitud de sus hijos e hijas adultos y espera que algún día puedan reunirse con él en los Estados Unidos.

WGV se enorgullece y se siente honrado de haber ayudado a Omar y lo felicitamos por su residencia legal permanente.

Omar* came to the United States from Honduras in 1999 after Hurricane Mitch caused such devastation in his country that he could not find work and his four children were at risk of starving. After arriving here knowing no one and not speaking English, he worked hard and learned the construction trade. After several years, he started a successful business laying stone flooring and patios in housing developments around central Texas. He continued to send remittances every month to his children in Honduras to provide for their welfare and education, and in 2008, he and his U.S. citizen girlfriend had a son together in Austin, Texas. Sadly, however, Omar’s girlfriend developed severe post-partum depression after the birth of the child and their relationship did not last. Omar was granted full custody of his son after it was determined that the child’s mother was not well enough to care for him.

In 2013, Omar was stopped in Williamson County on his way to a job after allegedly failing to use a turn signal. When Omar could not provide lawful immigration documents, the Williamson County Sherriff’s deputy turned him over to ICE. Omar was placed in removal proceedings and shortly thereafter hired WGV for his defense.

Our Approach

Because Omar had more than 10 years living in the United States, no criminal record, and a U.S. Citizen son, he qualified to apply for Cancellation of Removal in the immigration court. Winning Cancellation of Removal results in a grant of lawful permanent resident status, so we were hopeful that we could help Omar transform this stressful and frightening situation into a benefit for himself and his family.

The most challenging aspect of any Cancellation of Removal case is the requirement to show that one’s U.S. Citizen relative would suffer “extreme and exceptionally unusual hardship” in the event of deportation. Because Omar had been granted full custody of his son, and because his son’s maternal aunts, uncles and grandparents were willing to provide testimony to the fact that Omar’s role as father was critical to the child’s well-being, the Immigration Judge agreed that Omar met this very high hardship threshold and granted his application for Cancellation of Removal. Because of backlogs in the immigration court system, Omar’s green card was not issued until 2018, more than five years after he was placed in proceedings.

Omar gets to hug his children for the first time in nearly 20 years

Immediately upon the grant of his residency, Omar travelled to Honduras to visit the children he left behind in 1999. Because of Omar’s unfailing commitment to provide for them, his children have all had the opportunity to obtain an education in Honduras, a luxury that many Hondurans cannot afford. Omar is now beginning the process of petitioning for his adult sons and daughters and he hopes that they will one day be able to join him in the United States.

WGV is proud and honored to have assisted Omar and we congratulate him on his hard-won Lawful Permanent Residency.

Hello! Message Us Below For Assistance
¡Hola! Mensaje para asistencia
For Arrests or Deportation Emergency:
Para detenciones o emergencia por deportación:
📞 1-877-339-1422 | 📲 text: 512-213-0005